IMG_20150820_095029

Si esta es la princesa de mi casa, llego en un momento en nuestras vidas que la necesitabamos. En mi casa he tenido, tortugas, conejos, cotorras, gatos, peces y labradores. Creo que fue por todo esto que mi hija se entusiasmo a estudiar veterinaria. Hace seis años teniamos solo a Brownie una labradora expectacular, pero como la habia adoptado como todos los animales que han pasado por casa, era bastante viejita y tenia cancer, asi que en abril del 2010 se nos fue y fue muy doloroso su partida porque la amabamos con locura, ella me ayudo a criar a mis hijos en un mundo mas tierno y cariñoso. Para ese entoces solo quedaba en casa un pez beta, asi que sentia la casa vacia. Estando en un paseo familiar por las montañas de mi bella isla del encanto, habia un señor a las afueras de un restaurante pequeño que habiamos decidido parar para almorzar, el tenia al lado de su auto una caja y a su perra una Yorkie hermosa, mi hija se acerca para tocarla y ve en la cajita 2 perritos y nos dice vengan a ver esto. Eran tan pequeños e indefensos que te enamorabas a primera vista. El señor me dice, mi perra se salio de la casa y la encontramos con el Snauzer del vecino y estoy regalando los perritos, yo mire a mi marido y el me dijo, olvidalo, sufrimos mucho la partida de Brownie. Entramos a almorzar y mi esposo sale a buscar su billetera que la habia dejado en el auto, a su regreso veo que esta hablando con el dueño del reataurante, pero no distinguia bien porque estaban bastante retirados de nuestra mesa. Mis hijos y yo seguimos hablando de todo un poco y estabamos tan entretenidos con la conversacion que no lo vimos llegar a la mesa, al mirarlo tenia una de las toallas que siempre pongo en el auto cuando vamos de paseo, que te paso le pregunte, te mojaste, te cortaste, que paso, el lentamente abrio la toalla y ahi estaba esa criatura hermosa dormida por el calor que genero la toalla y el cuerpo de mi esposo. Mire a mis hijos y les vi un brillo en sus ojos que no les puedo explicar, el me dijo, lo pense y decidi darles la sorpresa. Salimos del restaurante directo a la casa, los deje a todos cuidando la hermosa pequeña criatura y sali a comprar todo lo necesario para ella. Al dia siguiente la lleve a mi veterinario favorito, el cual me dejo con la tranquilidad de que era una perrita muy saludable. Confirmo que era una sata como le decimos en Puerto Rico a los perros que son mezclas de razas. Llegue a casa y nadie se ponia de acuerdo en el nombre que le ibamos a poner, pues prepare unos papelitos, los eche en una vaso y le pedi al mas chiquito de la casa que sacara un papelito y ahi estaba su nombre perfecto, Lola. La cual se a convertido en la princesa de la casa porque es la mas consentida, es a la unica que le permito dejar regado todos sus juguetes por toda la casa, es la unica que mi esposo ha permitido dormir en sus pies o en su espalda, es la unica que se ha llevado a cuidar por motivos de viajes, es la unica que ha tenido una silla en el comedor de mi hogar. En fin toda una princesa la Lola.

Anuncios

4 comentarios en “La princesa de la casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s